bannerpost

María impera en el cielo sobre los ángeles y bienaventurados

María impera en el cielo sobre los ángeles y bienaventurados. En recompensa a su profunda humildad,
Dios le ha dado el poder y la misión de llenar de santos los tronos vacíos, de donde por orgullo cayeron los
ángeles apóstatas. Tal es la voluntad del Altísimo que exalta siempre a los humildes: que el cielo, la tierra y
los abismos se sometan, de grado o por fuerza, a las órdenes de la humilde María, a quien ha constituido
Soberana del cielo y de la tierra, capitana de sus ejércitos, tesorera de sus riquezas, dispensadora del género
humano, mediadora de los hombres, exterminadora de los enemigos de Dios y fiel compañera de su grandeza
y de sus triunfos.

(San Luis M. Grignion de Montfort, Tratado de la Verdadera Devoción, nº 28)

spacer